jueves, 15 de mayo de 2008

Evaluación

○ Criterios de evaluación:

La evaluación es uno de los elementos básicos para asegurar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje, ya que facilita el logro de los objetivos propuestos. La evaluación debe ser continua en el proceso educativo y estar al servicio de una mejora en la enseñanza y el aprendizaje. La evaluación que realicemos será: global (referida al conjunto de capacidades expresadas en los objetivos generales), continúa (inseparable del proceso educativo: se hará una evaluación inicial, formativa y sumativa) y tendrá un carácter formativo, regulador, orientador y autocorrector del proceso educativo.

EVALUACIÓN INICIAL.-
Se establece una evaluación inicial con el propósito de saber los conocimientos que los alumnos poseen antes de iniciar la unidad didáctica, de este modo sabremos si los objetivos y contenidos propuestos son los adecuados al nivel que poseen, en caso contrario por sobrepasarlos o ser escasos se habrá de atender a una modificación en la unidad; por este motivo la evaluación inicial es necesario que se haga dos semanas antes de iniciar el proceso, por lo cual dentro de la situación de nuestra unidad hacia el 1 de Octubre, mientras aún se está llevando a cabo una unidad didáctica distinta el profesor repartirá un pequeño cuestionario para que lo rellenen los alumnos.

EVALUACIÓN DURANTE LAS SESIONES.-
Se realizará siempre el seguimiento de las actividades de forma individual expuestas en las sesiones.

EVALUACIÓN FINAL.-
Hemos desarrollado una evaluación final de la unidad que entrará a formar parte dentro de la evaluación continua del curso. Se trata de una lista de control, un instrumento de evaluación que trata de mostrar simplemente aspectos que se han conseguido o se dan o por otro lado, si no se han conseguido o no se dan.


Este será un documento para el profesor de la clase, pero el propio profesor también debe cuestionarse, evaluarse así mismo acerca de su propia actividad, si las actividades han sido adecuadas y como se han sobrellevado, si su comportamiento ha sido adecuado… para esto él puede tener un cuestionario preparado que puede ser común a todas las unidades que desarrolle con preguntas como:

¿Mi actuación cómo ha sido? (También pudiendo incluir una escala de estimación: nada correcta / regular / correcta / muy correcta)
Dinámica de las actividades.
Valoración en la modificación de las propuestas (si ha tenido que hacerla)
Incidentes en la clase.
Valorar las actividades (aquí puede plantearse escalas de estimación en cuanto a factores como volumen, dificultad…)
Por último cabe destacar el otorgar un papel a los alumnos en la evaluación, nosotros proponemos que aporten una opinión en la que ellos se lo tomen como actividad lúdica pero a la vez sea de utilidad para el profesor. Se trata de una escala de estimación: se pondrá una cartulina grande con una tabla.

-Columnas: Actividad 1, 2… (Para no desvelar que actividades se harán)

-Filas: los nombres tantas casillas como alumnos haya, si queremos hacerlo de forma anónima o con los nombres si queremos conocer la opinión concreta de cada uno.

Después se añadirá una leyenda y se dejarán unas pegatinas de colores para que las vayan pegando, por ejemplo: -Rojo: No me ha gustado la actividad

-Amarillo: Si me ha parecido regular.
-Verde: Si me ha gustado.
-Azul: Me ha gustado mucho.

El profesor debe recordar a los niños que deben poner las pegatinas cada vez que terminen una actividad, y recordarles que es SOLO UNA POR PERSONA.